jueves, 2 de septiembre de 2010

MUÑECA ROJA

De repente

la muñeca parpadea

Juega al todo o nada

ríe

Y su risa es un torbellino

que lo encubre todo

Radiografía de un alma

muerta

¿A quién ve la muñeca

cuando nadie la ve?

tiene el rostro quieto

manos sudorosas

ensaya su sonrisa de plástico

sueña con que sus piernas

la podrán llevar a un viaje

mientras el disco gira

su mente divaga a otras tierras

con el césped húmedo

bichos de colores

y una calesita

Siempre en el mismo bemol

sus dientes quieren decir

detrás de esa boca

esa boca roja

como sangre coagulada

o una eterna menstruación

no pertenece

solo a los niños

quizás haya alguien

en su paseo

Vértigo

Violento

de la espera.


(Natalia Petronacci)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada